Anthony Blake
Espíritu

Una experiencia única e inolvidable para espectadores curiosos y comprometidos
¿Crees?
Un decorado minimalista, con una música especialmente creada por Luis Ivars dan paso a un espectáculo interactivo en el que en todo momento TÚ ERES EL ELEGIDO.
Tú eres el elegido. ¿Te atreves?

Anthony Blake, uno de los cinco mejores mentalistas del mundo, presentó «Espíritu», un espectáculo único, en el que te involucrabas en un sorprendente show interactivo, que te hacía estremecer y no te dejaba indiferente.

Me presentaba ante el público con el único objetivo de que algo se agitara en el interior de los espectadores. Provocando preguntas, cuestionando verdades inmutables, desempolvando temas inamovibles, consiguiendo meterme en los pensamientos del público hasta hacerle estremecer. En definitiva, «Espíritu» fue un show interactivo de más de una hora y media de duración en el que la participación del público era esencial.

Entre los números más espectaculares destacó un juego de ruleta rusa en el que seis espectadores disparaban contra unos platos y uno directamente contra mí, con escopetas de perdigones. Otro número en el que salía del teatro y mediante un teléfono móvil adivinaba un párrafo al azar que alguien del público selecciona de un periódico.

El pensamiento Es esa capacidad que poseemos los humanos que nos hace formidables. Y lo único valioso que realmente poseemos. Lo único profundamente tuyo.

Durante los años he desarrollado experiencias asombrosas de las cuales he seleccionado cuidadosamente las mejores para crear ESPÍRITU.

  • Un argumento: La comunicación humana.
  • Un fin: Mostrarte lo imposible.
  • Un logro: No dejarte indiferente.

¿Sabes cuánto dinero llevas en tu bolsillo? Blake lo sabe. Viajes mentales, transmisiones de pensamiento, manifestaciones entre el público…. El riesgo de la intuición en una ruleta rusa de escopetas. Lo esencial es invisible a los ojos, ¿o quizá no? ¿Hay alguien al otro lado? ¿Espíritus? ¿Energías? Todo y más durante 100 minutos de intriga y vértigo Nos encontramos en… ESPÍRITU